Formas de medir la productividad y triunfar en el mundo empresarial

Un estudio de la Universidad de Warwick del Reino Unido reveló que los empleados que son felices en su trabajo son un 12% más productivos, lo que trae como resultado un incrementó general de la productividad de una empresa en 31% de hasta 37% en las ventas.
 
Acá lo primero que alguien debe preguntarse es ¿qué tanto conoce sobre el nivel de productividad de su emprendimiento o microempresa? Si no lo sabe o no conoce aún cómo medirla, le traemos unos consejos para que pueda hacerlo.
 
Siempre se debe partir de la base que las decisiones estratégicas que permiten mejorar están basadas en información precisa y datos que han sido analizados, sino se hace una correcta verificación nunca se podrá aumentar la productividad. Ahora, también se debe entender que el objetivo no es controlar a los colaboradores sino comprobar qué se puede corregir para el crecimiento personal y organizacional.
 
Cuando se está iniciando un negocio, seguramente no se podrán invertir recursos económicos en software de medición, por lo cual es importante buscar formatos en Excel que le sirvan como base y se puedan ajustar a su unidad productiva, con el fin de ir diligenciando por colaborador y -de esa manara- con el tiempo, pueda comparar periodo tras periodo si alguien mejora, en qué está fallando y cuáles son sus fuertes para corregir de la mejor manera.
 
En esa línea, resulta muy importante que se desarrollen indicadores para cada área o perfil del trabajador, no es nada valioso que se hagan de manera general para el grueso de la compañía, eso no terminaría midiendo con claridad la productividad.
 
Además, los indicadores deben estar dirigidos a medir acciones concretas, por ejemplo, si es una fábrica de zapatos para el área de producción hay que conocer cuántos zapatos se hacen en la jornada diaria, el número de empleados necesarios para cumplir con la meta, qué porcentaje de los insumos se está desperdiciando y qué acciones retrasan la elaboración de los productos. 
 
Si bien el talento humano debe estar en constante análisis para que pueda mejorar, hay otros asuntos como los gastos en diferentes rubros como lo son las materias primas, consumo de energía, gas y agua que, también, deben estar bajo supervisión regular para identificar dónde se pueden hacer ahorros y aumentar la eficiencia en los mismos.
 
Uno de los consejos más importantes que dan diferentes expertos es conocer y medir que tan buen clima laboral existe en una microempresa y emprendimiento, ya que esto influye directamente en la productividad. “Un empleado motivado es un empleado más productivo”, reza un viejo dicho y para conocer si sus colaboradores están contentos puede aplicar encuestas de satisfacción.
 
Para cerrar, un consejo que puede tomar es que no siempre se necesita de dinero para hacer felices a sus colaboradores, desde hace un par de años los emprendedores y microempresarios han implementado el salario emocional para motivarlos sin necesidad de pagarles más, ya que no siempre hay suficientes recursos para hacerlo. Entonces, se pueden brindar días libres en el cumpleaños, salidas más temprano un viernes al mes, aumentar el teletrabajo, flexibilidad en el horario laboral o brindar un tiempo libre para aquellos con hijos o que estén realizando estudios.

Categorías

Últimas Entradas